Costumbres y Tradiciones

juegos tradicionales de galera granada

Juegos Tradicionales


  • El truque
  • El caliche
  • Las chapas
  • Las canicas
  • La dopi
  • El churro-pico-tecna
  • El pinchonchi
  • La una mi mula
  • Salva la cadena
  • Niquí-bobó
  • La mantequilla
  • Los santos
  • Las cartas de fútbol
  • Los cromos


Costumbres Locales

Todo visitante debe saber a qué idiosincracia local se enfrenta cuando viene a Galera (en especial a los que no entienden el idioma o su acento galerino). Y es que si yo no hubiera vivido aquí, agradecería esta útil guía de recomendaciones, hábitos y costumbres, o simplemente forma de ser, de nuestros amables vecinos.

Aclarar que, como toda sátira y texto caricaturesco, esta sección mantiene un estilo cómico y sin la intención de ofender o herir los sentimientos de nuestros buenos vecinos de Galera.
Ante todo debes saber que tú, bienvenido visitante, serás "estudiado" en profundidad y sin maldad nada más aterrizar a estas tierras de badlands. Pero no debes preocuparte porque eso también nos pasa a los mismos habitantes del pueblo. Es así y simplemente hay que aceptarlo.

Nuestros consejos y recomendaciones:

 

Consejo N° 1: si te acercas a algún vecino local para preguntar por algún tipo de información como por ejemplo un lugar, una persona, un horario de apertura o salida, querido visitante, que no te extrañe si te pregunta "de quién eres hijo". En Galera todo el mundo, habitantes y forasteros, parece ser que tenemos familia en el pueblo; es posible que no sea tu caso, por lo que deberás aclararlo al inicio.
Consejo N° 2: si entras en un bar del pueblo para tomarte algo, verás que siempre te pondrán una tapa "de regalo". Esto no es nada sorprendente para los galerinos y, en general, para todos los habitantes de la provincia de Granada. Lo realmente extraño y que nos molesta es por qué no sucede lo mismo en el resto de España; está comprobado que a los clientes ¡les encanta!
 
Eso sí, no pidas cosas raras de beber del tipo "Cola light extra zero sin gas" o "Nestea sin azúcar al toque de Lima del Caribe" porque aquí el camión de reparto de ese distribuidor NO llega.
Consejo N° 3: efectivamente, no se han equivocado con el cambio, las copas aún cuestan 3 euros (en la mayoría de los lugares de ocio incluso en fiestas). Pero no pidas un gintonic con bolas de enebro, cáscara de naranja deshidratada y rama de canela porque entonces dirán que eres un mar*** o bien te responderán con un simple "de eso no hay aquí" con cara de pocos amigos. Por el contrario, el  nivel vertido en el vaso de la bebida alcohólica elegida será correcto tirando a "bien regado". Lo único que pedimos es que no subas la clásica foto copas en mano a las redes sociales comentando "en Galera, invitando a todo los colegas con las copas casi regaladas". Primero porque seguro que sales mal en la foto (cara perjudicada por el efecto flotante del alcohol en tu cerebro) y segundo y más importante, porque si se enteran todos tus amigos y estos luego "retweetean" o comparten tu imagen, ¡aquí viene todo el mundo y al final subierán el precio!
 
Consejo N° 4: si llevas prisa con el coche y delante tienes a un vecino que va con el suyo o su ciclomotor "paseando", esto es, a 10km/h o menos, te aconsejo que no te estreses y tomes el corto trayecto que te queda con filosofía; en Galera todo va como más lento, no es culpa nuestra.
 
Consejo N° 5: la hora en Galera es aproximada y el reloj de la iglesia cumple un objetivo simbólico de ornamentación. Si quedas con algún vecino "a mediodía" es recomendable que definas bien ese término. Mediodía engloba un intervalo que va desde las 12h hasta las 15h. No nos gustaría que pasaras un mal rato esperando bajo la sola era de agosto esperando a tu cita hasta que llegara y te dijera sorprendido que "qué haces tanto rato ahí si te dije que a mediodía...zagal".
 
Consejo N° 6: si te invitan a la bodega de la casa de algún vecino de Galera (cosa muy probable por cierto), te aconsejo que dejes "migas de pan" en el camino. Y es que vas a ser iniciado en la cata de nuestro famoso, típico y local "vino del país". Quizá no te convenza al principio, pero es cuestión de tiempo...de tiempo, risas, tapas y conversaciones. Sólo debes tener en cuenta algo: si pasas mucho rato sentado, bebiendo chato de vino tras chato, parecerá que nuestra bebida no "se sube", pero nada más allá de la realidad; en el momento en que te levantes, ten por seguro que tus piernas temblarán y te pedirán que vuelvas a sentarte automáticamente de nuevo. Es el conocido efecto de "acachar". Al salir de la bodega es probable que no recuerdes cómo llegaste, por tanto, busca esas señales que dejaste con anterioridad.  Si tus anfitriones locales te lo permiten no bebas más y échate una siesta de película en cuanto puedas para paliar el mareo y dormir "la mona".
 
Consejo N° 7: es normal que como visitante o turista esporádico quieras ver todos los barrios del pueblo, sus miradores, monumentos, museos y lugares de interés, pero tómatelo con calma. No intentes subir hasta la ermita, bajar a la plaza mayor, seguir por alguno de los barrios de cuevas y continuar por alguno de los importantes yacimientos arqueológicos que tenemos ya que Galera tiene cuestas y grandes desniveles en su distribución. En invierno hay zonas que se hielan y resbalan; en verano...¡hace mucho calor! No queremos que te lesiones porque, entre otros motivos, es posible que el consultorio médico no te atienda o lo haga "en Navidad", y es que tenemos en el pueblo demasiadas abuelillas que pasan demasiado tiempo solas y pasan por consulta bastante a menudo.
 
Consejo Nº 8: si te cruzas con algún habitante de la zona, bien de Galera bien de otro pueblo de la comarca, y te dice "¡qué giro!"... te está saludando como si te conociera de siempre, queriendo de decir "hola, ¿cómo va eso?". Sé amable y responde con un simple "po'" (pues nada, aquí), un "ale" (adiós, hasta luego) o un silbido. Te lo meterás en el bolsillo al instante. Te recomendamos que veas otras expresiones locales para que no te pierdas en las conversaciones con galerinos en esta sección "Diccionario Local Autóctono".
Consejo Nº 9: estás tranquilamente disfrutando de tu estancia en uno de nuestros complejos rurales  o casas-cueva eb Galera , o paseando apaciblemente por las serenas calles del pueblo, o tomándote plácidamente un helado en la Plaza Mayor mientras ves a los niños jugar y, de repente, empiezan a sonar las campanas de la torre de la iglesia. No les prestas mucha atención al principio pues lo normal es que dén la hora. Pero tras unos segundos largos, te das cuenta de que aún no son las cinco de la tarde, ni tampoco las y cuarto, las y media o las menos cuarto (los famosos cuartos del reloj). Pero tu asombro no queda ahí; comienza a venir gente por todas las calles en dirección a la iglesia: personas mayores, algunos de negro, otros con prisa... Bien, debes saber que, desafortunadamente, otro vecino o vecina de Galera nos ha dejado. Efectivamente, esos toques de campana que al principio puedan sonar arítmicos son los avisos al pueblo de que alguien ha muerto y la misa de difunto está a punto de comenzar. La realidad es que las "campanas de muerto", como se las conoce, son diferentes para hombres que para mujeres. Para averiguar cuáles corresponden a uno y a otro, me temo deberás residir durante algún tiempo en nuestro pueblo. Lo cierto es que, por desgracia, no tendrás que esperar mucho pues nos dejan nuestros vecinos demasiado deprisa. Siempre podrás preguntar a los más ancianos, quienes amablemente te informarán de quién, cómo y cuándo murió este vecino/a.
Consejo Nº 10: ya en sus populares y conocidos scketches José Mota nos trae a televisión  la realidad de todos los pueblos en cuanto a la labor de difusión de noticias locales se refiere. Sí, es "la vieja al visillo". Esa (en la mayoría de las ocasiones) señora que, por razones que nos podemos imaginar o por mera curiosidad, está pendiente y al tanto de todo lo que pasa en el pueblo. Es la voz extraoficial que pone a los habitantes, en este caso, de Galera, al corriente de qué pasa con quién, cómo le va a "no sé quién", cuándo viene y va, cuándo entra y sala, qué ha comprado, con quién va acompañado/a, qué hace, qué deja de hacer...y todo esp es capaz de captarlo sigilosanmente agazapada desde una de las ventanas de su vivienda o sin timidez ni sofoco desde el mismo portal o calle donde reside. Es una figura archiconocida que, sin ella, un pueblo no sería tal. Visitante, puede molestarte al principio (pues sentirás que están violando tu intimidad), pero te aseguro que al final te acostumbrarás, e incluso serás informado en alguna acasión sobre algún tema de "extremo" interés local.
Consejo Nº 11: a colación del consejo anterior viene el siguiente. Como sabes, el ser humano es por naturaleza curioso. Y esa misma característica es la que explotamos en Galera: somos curiosos, nos gusta saber, nos gusta ver y sobre todo, nos gusta preguntar. Visitante, si estás llegando al pueblo y te dispones a aparcar delante de algunas de las terrazas de los bares, no sufras si todas las mesas que hay en la calle con gente te miran mientras realizas esa rutinaria maniobra que ahora se está convirtiendo en algo más complicada gracias a ese público expectante. De igual forma, no sufras si, mientras haces cola en alguna tienda de comestibles o el supermercado, algún vecino/a te pregunta si "eres de aquí" o "de dónde vienes" o a saber qué. Para salir al paso y ahorrarte disgustos, lo mejor será responder; pero ojo, hazlo brevemente, no des más información de la necesaria pues "podrá ser usada en tu contra". ¡Y que no te extrañe que al día siguiente la vieja al visillo te informe sobre "esos nuevos visitantes que han llegado al pueblo"!
Consejo Nº 8: si te cruzas con
Consejo Nº 8: si te cruzas con
Consejo Nº 8: si te cruz
1 Válido para envíos a España. Para leer las condiciones de envío a otros países y más detalles sobre el envío, consulta este enlace: Condiciones de pago y envío
2 En Promoción
3 excl.impuestos